bomba de gasolina

Las bombas de combustible son un elemento o, mejor dicho, una parte del auto que se encarga de trasladar el combustible desde el carburante al sistema de inyección. Por lo general, es una bomba de gasolina eléctrica con una potencia de 12 V, que se sitúa en el interior del depósito, aunque en algunos vehículos más antiguos (los que llevaban carburador) se ubicaba en el motor. Esta autoparte es fundamental, por esta razón, a continuación, te presentamos cuáles son los tipos de bombas para gasolina.

  • Bombas mecánicas: este tipo de bombas han sido unas de las más utilizadas durante el último medio siglo, sobre todo, porque se usan para los vehículos con carburador. Comúnmente, la bomba se monta directamente sobre el motor.
  • Bombas eléctricas: se emplean en carros que cuentas con sistema de inyección, y se suelen ubicar en el interior del depósito. Funcionan a mayor presión que las bombas mecánicas (unos 20 – 30 psi frente a los 4 – 6 de aquellas), y por ello, son consideradas más seguras. Esto se debe a que, generalmente, hacen uso de dos dispositivos separados: el primer dispositivo es una unidad de control electrónica (ECU por sus siglas en inglés) que está diseñada para detener la operación de la bomba en caso de un accidente; el segundo dispositivo es un interruptor de inercia, el cual evita que la bomba opere si siente que el vehículo se ha pasado de punto.
  • Bombas turbo o turbina: El motor hace girar un disco de turbina o un propulsor que lleva el combustible a través de la bomba sobre una bomba de turbina. Esto previene la vibración inherente en el tipo de bomba “pocket”, ofreciendo así un flujo más suave. La mayoría de los fabricantes de vehículos que han elegido las bombas de combustible de turbinas lo hacen porque son más silenciosas y eficientes. Sin embargo, éstas se dañan fácilmente si el combustible está contaminado.

Las bombas para gasolina eléctricas son las más recomendadas, sobre todo, por cuestiones de seguridad, ya que, como se mencionó anteriormente, incorporan varios dispositivos que permiten que ésta deje de operar en caso de que el auto no funcione correctamente; además, tiene la ventaja de estar ubicada en el depósito del coche, lo que reduce el riesgo de incendio. Actualmente, casi todos los vehículos fabricados usan un diseño de bomba de gasolina eléctrica. Si son alimentadas con combustible limpio, todas las bombas deben proveer un servicio a largo plazo y sin problemas durante muchos kilómetros.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]