TagImpresión digital

¿Cómo se hace una prueba de color?

prueba colores impresora

Es un problema muy común para los diseñadores gráficos, arquitectos y creativos que las impresiones de sus trabajos no se vean idénticas a lo que visualizan en el monitor, es decir, esperan que el producto de una impresión en plotter o de una impresora inkjet contenga los mismos colores, y la misma intensidad, que el diseño que tienen en la computadora.

Al ver que no obtuvieron los resultados esperados, surgen frustraciones y malentendido entre clientes e impresores; por esta razón, es muy importante realizar una prueba colores impresora.

Pero si nunca has escuchado hablar de esto, empecemos por el principio. Los monitores e impresoras cuentan con una gama de color, la cual puede definirse como la proporción del espacio de color que se puede representar con esos dispositivos electrónicos, ya que existen limitaciones físicas que hacen imposible que cualquiera de ellos reproduzca toda la información de color visible por el ser humano.

Dicho en términos más sencillos, la gama de color de un monitor o impresora es la cantidad de colores que éstos pueden representar. En teoría, el espacio de color CIE Lab contiene todos los colores visibles para el ser humano promedio, sin embargo, la gama de color de las computadores e impresoras solo puede representar una parte de esos colores.

Ahora bien, una prueba de color es una simulación de los colores que se pueden obtener en un sistema de impresión para poder previsualizar el resultado final. Una correcta simulación del producto esperado en la impresión permitirá realizar cambios de diseño o de color en un archivo antes de proceder a la impresión final.

Una prueba de color debe simular los colores de las tintas CMYK utilizados en la impresión final, la ganancia de punto obtenida, la blancura del papel que se utilizará y otros parámetros que afectarán el resultado final que el cliente espera.

Si un monitor, plotter, impresión láser, y demás dispositivos no simulan estos parámetros, entonces no realizaron una verdadera prueba de color. Para poder llevar a cabo estas simulaciones de forma adecuada, es necesario recurrir a la Administración de Color.

Las pruebas de color son muy importantes, ya que le muestran a los clientes cómo se verá la imagen impresa con respecto a los diseños que crearon en una computadora. Si se realizan correcta y constantemente, habrá menos clientes insatisfechos o frustrados y, por ende, no generarán más problemas o reclamos con los impresores.

 

Publicidad creativa en carteles

Hoy día es común ver publicidad cada vez más elaborada, interactiva, que se apoyan de las nuevas tecnologías y que tienen ahora tienen como único fin generarle al cliente una experiencia patrocinada por la marca. Sin embargo, un cartel y una buena impresion digital algarin es un método que sigue vigente, pues muchas veces las experiencias no permiten que las personas se enfoquen en la marca, perdiendo por completo el propósito. 

En cambio, un cartel tiene la capacidad de construirse de tal manera que combina la creatividad e innovación sin perder de vista su objetivo: hablar de una marca y promocionarla. Para ello, puedes guiarte de las siguientes características que debe tener todo buen cartel publicitario,

  • Mensaje:

Dos palabras: corto y claro. Un cartel regularmente debe tener más imagen que texto para que sea muy visual. La gente no se queda con frases largas o textos amplios, pero conceptos simples y de fácil asociación son perfectos. Recuérdame de Gansito y pongále lo sabroso de la mayonesa Mc Cormick son ejemplos perfectos.

  • Objetivo:

Recuerda a quien le vas a hablar y de que le vas a hablar. El público es fundamental para saber como construir tu cartel, llamar la atención de un hombre no es lo mismo que la de un niño o una mujer.

  • Visibilidad:

Esto se logra de dos formas: que sean colocados en puntos estratégicos o por el uso de colores y formas inusuales para su composición. Depende mucho de lo que haga cada creador.

  • Originalidad:

Hay un dicho por ahí que dice que la originalidad es falta de bibliografía y yo estoy totalmente de acuerdo con ello. No es se trata de hacer cosas únicas que no tienen un predecesor, sino que es pensar fuera de la caja y verlas desde otra perceptiva. Los carteles que se han destacado es porque presentan al producto de una forma que no se había usado para esa marca, pero que quizás tomaron la idea de un programa y este a su vez de una vieja costumbre. Créeme, las referencias en este punto pueden ser vitales para que el cartel quede presente en la mente de las personas.

  • La diferenciación:

Ante todo, un cartel tiene la posibilidad de presentar desde el inicio la marca. Usar el logotipo o la tipografía distintiva hace que la mente humana cree conexiones y recuerde la marca y lo que ofrece, a la vez que analiza el cartel.