Tagautos

Escoge la mejor escuela de manejo

cursos de manejo

Es muy común que cuando alguien quiere aprender a manejar, un integrante de su familia, papá, mamá, tía o primo, se postule para ser su profesor y enseñarle todo lo que debe saber para moverse en la ciudad. Sin embargo, ninguno de ellos es un profesional, es decir, no puede enseñar muy bien a conducir, o lo hace a medias, y los problemas vienen cuando la persona tramita su licencia para conducir y se encuentra detrás del volante. Por esta razón, la mejor opción es tomar cursos de manejo en una escuela; si tú quieres inscribirte a estas clases, pero no tienes idea de cómo elegir la mejor escuela de manejo, no te preocupes, aquí te damos algunos consejos.

  • La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debes consultar la lista de las escuelas de manejo avaladas por la Secretaría de Movilidad, para que no caigas en una patito.
  • Busca una escuela de manejo que garantice tu aprendizaje. Pregunta sobre sus elecciones, los ejercicios y la forma en la que los profesores te enseñarán, de esta manera, te darás cuenta si su método de enseña es efectivo y es el que más te conviene pero, en caso de no ser así, aún está a tiempo de buscar otras opciones.
  • Siempre revisa y compara los precios de las clases en distintas escuelas. Visita cada una de tus opciones y pregunta para que te puedan dar una cotización del curso o cursos que tomarás; después, compara los precios pero, cuidado, no te dejes llevar por los precios más baratos porque, muchas veces, la enseñanza es deficiente, los profesores no son muy buenos o las horas teóricas y de práctica no son muchas. Recuerda que estás pagando por convertirte en un conductor responsable.
  • Analiza la clase de vehículos que se utilizarán para dar las lecciones, con esto nos referimos a que verifiques que los autos se encuentren en buenas condiciones. Además, checa si tienen la opción de enseñarte con coches automáticos o manuales; por lo general, las clases con automóviles de transmisión automática tienen mayor costo que aquellas con carros de transmisión manual.
  • Verifica que la escuela de manejo que elijas cuente con una póliza de seguro que pueda velas por tu seguridad y responder ante un accidente inesperado.
  • Recuerda que aprender a manejar es una experiencia de crecimiento y no tiene por qué ser algo tormentoso, así que, tómate el tiempo que necesites para tomar tu decisión e invierte correctamente en una escuela de manejo que te ayude a ser un buen conductor.

¿Cómo puedo tramitar mi licencia para conducir?

certificado de manejo

Si fuiste a clases y ya tienes tu certificado de manejo, el siguiente paso es tramitar tu licencia de conducir, documento que es indispensable para que puedas manejar por toda la ciudad. Sabemos que estás ansioso por demostrar que ya aprendiste a manejar, pero antes de hacerlo, debes saber que, en México, cada estado tiene sus propios requisitos y costos para tramitar la licencia para conducir, sin embargo, en esta nota nos enfocaremos en lo que se necesita para tramitarla en la ciudad de México.

La Secretaría de Movilidad capitalina (Semovi) establece que, para llevar acabo este trámite, necesitas presentar estos documentos, recuerda que debes llevar original y copia:

  • Identificación oficial vigente

Para las personas que cuenten con la nacionalidad mexicana pueden llevar credencial para votar, cartilla del Servicio Militar Nacional, cédula profesional o pasaporte. En cambio, los extranjeros necesitar presentar un documento migratorio que acredite su estancia legal en el país.

  • Comprobante de domicilio

Este documento debe tener una fecha de vencimiento igual o menor a 90 días, y puedes presentar el recibo de agua, luz, teléfono, o tu estado de cuenta bancario.

  • Comprobante de Pago de Derechos

Este es un comprobante de pago por el trámite, el cual puedes realizar en banco, algunas tiendas de autoservicio o directamente en la página web de la Secretaría de Finanzas. Puedes llamar a Locatel (56-58-11-11) para obtener tu línea de captura, y  acércate a uno de los 30 centros de atención de la Semovi.

En la Ciudad de México, existen cinco tipos diferentes de licencias de conducir, los cuales dependen del tipo de vehículo que se conduce:

Licencia Tipo A: para automovilistas y motociclitas con vehículos de uso particular.

Licencia Tipo B: para choferes de taxis

Licencia Tipo C: para choferes de autobuses de pasajeros

Licencia Tipo D: para choferes de transporte de carga

Licencia Tipo E: para conducir vehículos de transporte especializado en todas su modalidades

Asimismo, es importante que conozcas los costos de la licencia de conducir en la ciudad de México. Para este 2019, la Secretaría de Finanzas capitalina estableció las siguientes tarifas para obtener o reponer este documento:

  • Tiene una vigencia de 3 años, ya sea expedición o reposición y su costo es de $837.50 pesos
  • Licencia permanente tipo A (reposición): $837.50 pesos
  • El documento que permite trabajar a conductores de taxis, ya sea nuevo o renovación tiene un costo de $1,040.00 pesos por dos años y $1,565.00 pesos por tres años.
  • Licencias tipo C, D y E; los tarjetones para poder operar autobuses de pasajeros (C), carga (D) y Emergencias (E), tienen un costo de $1,507.00 por una vigencia de dos años y $2,263.00 pesos por tres años.

Las 10 reglas del buen conductor

escuela de manejo

A finales del 2018, en el reporte sobre el número de vehículos de motor registrados en circulación que presentó el INEGI,  se declaró que hay más de 5 millones de autos en la Ciudad de México. Sabemos que las vialidades de la capital siempre están llenas de carros, y es que son pocos los ciudadanos que ven en el transporte público (ineficiente) una opción para moverse y llegar a sus destinos; incluso, cada vez es más común, ver a personas tomando clases en una escuela de manejo para poder conducir coches ultimo modelo.

Vivimos en una ciudad de autos, por esta razón, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó una campaña pedagógica de movilidad con 10 reglas básicas que todo conductor tiene que seguir. Este decálogo se comenzó a aplicar desde el 6 de diciembre del año pasado, y su lemas es: “Se amable, todos tenemos prisa”. Según Sheinbaum, el objetivo de implementar estas medidas es proteger y asegurar a los peatones, ciclistas y grupos vulnerables, así como mejorar el flujo vehicular, evitar las multas de tránsito y facilitar la movilidad en las distintas calles y avenidas de la CDMX. En palabras de la propia jefa de Gobierno: “Es una campaña que busca que todos nos hagamos responsables de la convivencia, que todos nos vigilemos, que cumplamos bien, más bien ser amable, queremos que todos asumamos nuestra responsabilidad”. A continuación, te presentamos las 10 reglas del buen conductor:

  1. No rebasar los límites de velocidad
  2. No manejes alcoholizado
  3. No debes mensajear al manejar
  4. En luz roja, no hay vuelta continua
  5. Respeta el metro y medio a los ciclistas
  6. En cruces no señalizados, el paso es uno y uno
  7. En dos ruedas, usa el casco; en cuatro ruedas usa el cinturón
  8. Primero el peatón. No obstruyas su espacio y cédele el paso
  9. Si no pasas, no pases
  10. No te estaciones en doble fila

Estas reglas básicas tienen 4 objetivos muy claros, ya que buscan disminuir el número de víctimas de incidentes de tránsito, con énfasis en usuarios más vulnerables; disminuir tiempos de viaje sin que eso signifique más velocidad, dando más fluidez al tráfico y, de esta manera, reducir la posibilidad de que haya bloqueos de la vía o incidentes de tránsito; mejorar la experiencia de viaje y uso del espacio público de todos los usuarios de la vía; y priorizar el aprendizaje de estas reglas por parte de toda la ciudadanía, para que las recuerde y las cumpla.

4 Autos únicos que nacieron entre 1910 y 1940

Si llegaste a pensar que el auto más extraño que habías visto en tu vida fue el que llevaron a la autoboutique llantera df para comprarle un accesorio nuevo, quizás después de leer esta lista quieras reconsiderarlo. La industria automotriz está siempre en constante evolución e innovación, aunque algunas veces, los modelos rayan en lo excéntrico y la extravagancia, creando modelos ´únicos y sumamente raros.

  • Reeves Octo, 1910

El Reeves octo-auto fue la modificación que se le realizó a un modelo Overland de 1910. Al cual se le añadieron 4 ruedas, concediéndole así en nombre de octo. A pesar de que recibió muchas críticas por el diseño que se denominaba ostentoso y feo, hubo alguno que otro que defendió el trabajo. Su inmensa longitud y la falta de motivación hizo que este modelo no vendiera ni una sola unidad.

  • Tropfenwagen Rumpler, 1921

Fue un diseño del ingeniero austriaco Edmundo Rumpler, quien originalmente se  dedicaba al diseño de aviones. Presentó su obra en el salón del automóvil en Berlín, el cual caso revuelo por su diseño aerodinámico, pues el resultado que se obtuvo solo pudo ser superado hasta 1988 por Passat. Sin embargo, solo llegaron a venderse 100 unidades del vehículo, debido a sus problemas de refrigeración y dirección, además de que la apariencia no se parecía en nada a lo que se esperaba en aquella época.

  • Dymaxion Car, 1933

Fue fabricado por Buckminster Fuller, era un auto que podía transportar hasta 11 pasajeros y era uno de los primeros vehículos diseñados con 3 ruedas, dos en la parte delantera y una trasera. Su diseño estaba inspirado en la forma de una lágrima, por lo que lo hacía aerodinámico. Solo se fabricaron 3 unidades, la primera tuvo un accidente durante una exposición, por lo que causó que los inversionistas se alejaran del proyecto. El segundo se encuentra en el Museo Nacional del Automóvil en Nevada y del tercero no se sabe sobre su paradero.

  • Pontiac Deluxe Six, 1939

General Motors se tomó muy en serio el lema de la feria mundial que se llevó a cabo entre 1939 y 1940. En colaboración con Rohm & Haas se creó el modelo Pontiac Delux, el cual estaba hecho con Flexiglas moldeado y una estructura de metal. La empresa creo dos autos, pero solo uno de ellos ha sobrevivido hasta la fecha. Lo que sorprende de este diseño es la capacidad que tuvo la empresa Rohm & Haas para conseguir la formas curvas en el material fliexiglas.