Uno de los elementos más peligrosos que pueden dejar terribles daños a su paso es el fuego. El tomar las medidas preventivas necesarias y conocer los tipos de sistemas de protección contra incendios que existen pueden evitar que tengas que experimentar las consecuencias de este tipo de catástrofes.

Para comenzar, debemos saber que existen cuatro tipos de protección: la preventiva, la pasiva o estructural, la activa o de extinción y la protección humana o de evacuación.

Protección preventiva:

Tiene como objetivo evitar la gestación de algún incendio y engloba todas las medidas que se toman para eliminar los riesgos de un fuego. Además de que analiza escenarios, posibilidades y causas, las formas de propagación y los factores necesarios para que un fuego pueda extenderse, con el fin de desarrollar estrategias que prevengan todas esas escenas. Todo ello con la finalidad de resguardar la integridad de personas e inmuebles.

Protección pasiva o estructural:

Este tipo de sistemas se desarrollan para que, en caso de que un incendio se produzca, este se quede restringido a un área, limitando su propagación y permitiendo que una evacuación pueda llevarse a cabo de manera exitosa y protegiendo la integridad estructural del inmueble. Este tipo de sistemas se deben tener en cuenta en cualquier proyecto de construcción y en el caso de lugares ya construidos, deben aplicarse las modificaciones necesarias a fin de corregir las deficiencias que se puedan presentar.

Protección activa o de extinción:

Son todas aquellas medidas que alertan la existencia de un incendio y además se encargan de impedir que este se propague o cause un mayor daño. Se puede dividir en el área pública y privada. En la primera se contemplan las labores operativas que los cuerpos de bomberos pueden realizar para extinguir un incendio y los materiales que deben tenerse a su disposición. En el área privada encontramos los siguientes elementos: sistemas de detección y alarmas de incendios, extintores, columnas secas, los sistemas fijos de extinción como espumas o aspersores de agua. Los detectores de gas y los sistemas para evacuación por voz.

Protección humana o evacuación:

Capacitar a las personas para que actúen correctamente en caso de incendio es fundamental para evitar caos y minimizar los daños que un incendio pueda causar. Así como señalizar las vías de escape y las áreas de protección correspondientes

Protección civil y el cuerpo de bomberos pueden orientar como llevar a cabo estos sistemas. Si tienes dudas puedes acercarte a ellos. También existen empresas que te pueden auxiliar en la instalación y mantenimiento.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]