¡Hola, morros llenos de sabiduría! ¿Qué tal su martes? Espero que mejor que excelente. Antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se arrepentirán.

 

Tener la oportunidad de irte a vivir a otro país o estado, es un momento único, que no debes desaprovechar. Ya que es una nueva experiencia de vida, que nunca olvidaras y que te dará momentos increíbles, que recordarás por siempre. Como el día que tuviste tu primera Barbie o carrito a control remoto, pero para niños grandes.

 

Sin embargo, todas las oportunidades, por magníficas que sean, siempre vienen con letras chiquitas, peros o alguno que otro problema. Y, justamente, la dificultad con irte a vivir a otro país o a un estado muy lejano, es la mudanza. Pero, en pleno siglo 21, por suerte ya contamos con las mudanzas internacionales vía aérea.

 

El servicio suena tonto, lo sé. ¿pero, si te vas a mudar al otro lado del océano, cómo te llevarás tu cama o tu estufa? ¿Podrás decir que vendes todo y en tu nueva residencia, compras todo lo necesario? Pero, la verdad es que hay cosas de las que nos podemos deshacer, pero hay otra que no, como: el cuadro de pintura que te gusto, el mueble de tu primer departamento, fotos, muñecos queridos o la vitrina heredada. Aparte la inversión de comprar muebles te puede salir muy cara y, de por sí, mudarse ya es un gasto muy caro.

 

Así que, si estás a punto de mudarte y necesitas una empresa que lleve tus pertenencias, yo te recomiendo la empresa Mexmove, una empresa mexicana joven con la preparación en el manejo de la mudanza local, foránea e internacional. No dudes en contactarlos, no importa la distancia a la que estará tu nuevo hogar.

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments