El contraatacar un incendio no es cosa sencilla lo óptimo sería la prevención, explica el portal de CNN. No es tan simple como rociar agua y ya, o poner algo azul sobre algo rojo o tener algunos sistemas contra incendios. Entrevistaron a un bombero veterano de California, estado de Estados Unidos que se ha visto envuelto en incendios que han destruido miles de hectáreas y hogares.

Los equipos de terreno mantienen las líneas de frente, apoyados por máquinas de bomberos que llevan miles de galones de agua, según Mike López, un bombero veterano que lleva 20 años en el oficio, y que ahora es presidente de la Unión de Bomberos de Cal Fire.

Esos equipos son fundamentales para la misión general: eliminar el fuego. Luego, hay un esfuerzo simultáneo para contener el fuego y evitar que se propague. Esa tarea recae en el equipo de mano.

Esos bomberos usan motosierras y Pulaskis —hachas que se usan para cortar la vegetación— para limpiar el terreno de elementos que puedan alimentar el fuego, dice McLean.

El resultado es lo que se conoce como “línea de fuego”. La barrera separa los incendios y la tierra que, hasta ahora, se ha salvado, y desacelera el crecimiento del incendio. El equipo de mano también usa bulldozers para hacer el trabajo a una escala más grande.

“Pero un bulldozer no puede ir a lugares a los que el equipo de mano puede ir”, dice López. “Trabajan en conjunto”.

… por tierra y por aire. Entre tanto, la tripulación de aire lucha con el fuego desde las alturas.

Cal Fire ubica estratégicamente aeronaves en todo California para asegurar una respuesta en un tiempo de 20 minutos para cualquier incidente de incendio, dice McLean. En la flota hay helicópteros y tanques aéreos —grandes aviones equipados con tanques— que pueden arrojar agua o retardante sobre las llamas, agrega.

Algunos helicópteros se equipan con grandes cubos para extinguir incendios, dice López. Estos pueden transportar entre 300 y 800 galones de agua desde fuentes cercanas, incluyendo lagos, piscinas, estanques u océanos.

La táctica parece ser a prueba de tontos. Pero no lo es. “La gente cree que los tanques de agua aéreos y los helicópteros extinguen completamente los incendios”, dice López. “Pero no. Estos disminuyen la progresión del fuego para que los recursos en tierra apaguen el fuego”.

Así que la cooperación de los bomberos en tierra y en el cielo es crítica. “Es una orquesta”, dice McLean. “Todos estos componentes van juntos”. Los bomberos tratan de estar un paso adelante del fuego…

Las previsiones meteorológicas también juegan un papel central, dice López. “Seguimos el clima rigurosamente… así podemos adaptarnos y planear según eso”, le dijo McLean a CNN, agregando que cada bombero debe estar al tanto de las condiciones del clima.

Los pronosticadores miran la temperatura, la humedad relativa y el viento para evaluar la posibilidad o la intensidad probable de un incendio, dice Mike Flanningan, profesor de tierras silvestres de la Universidad de Alberta.

“El viento es el factor más crítico una vez el fuego está en marcha”, dice él. “[Depende de] qué tan fuerte es y si está cambiando”. Las agencias de control del fuego mueven tripulaciones y recursos a donde ellos esperan que se mueva el fuego usando pronósticos y modelos de crecimiento de fuego.

Basados en los modelos, los funcionarios a veces optan por dejar que las llamas ardan, ahorrando recursos y bomberos, y dejando que el fuego “juegue un rol más natural” en la naturaleza, dice Flannigan.

Los comandantes de incidentes de incendios reciben actualizaciones frecuentes de meteorólogos y otros expertos, luego comparten la información con personal en el campo, dice López, “para que todo el mundo esté en la misma página”.

… y se quedan mucho después de que el fuego se ha extinguido

El trabajo no está terminado cuando el fuego se apaga.

Tan pronto como el fuego ha sido extinguido y los bomberos se van, los equipos de evaluación de daños hacen un recuento de la devastación “y documentan las estructuras que perdemos”, dijo McLean. Esos equipos transmiten información sobre cuántas casas y edificios fueron destruidos.

 

 

Incendio devoró barrios enteros como el de Santa Rosa, California, octubre 2017

 

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]