cursos de manejo

Es muy común que cuando alguien quiere aprender a manejar, un integrante de su familia, papá, mamá, tía o primo, se postule para ser su profesor y enseñarle todo lo que debe saber para moverse en la ciudad. Sin embargo, ninguno de ellos es un profesional, es decir, no puede enseñar muy bien a conducir, o lo hace a medias, y los problemas vienen cuando la persona tramita su licencia para conducir y se encuentra detrás del volante. Por esta razón, la mejor opción es tomar cursos de manejo en una escuela; si tú quieres inscribirte a estas clases, pero no tienes idea de cómo elegir la mejor escuela de manejo, no te preocupes, aquí te damos algunos consejos.

  • La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debes consultar la lista de las escuelas de manejo avaladas por la Secretaría de Movilidad, para que no caigas en una patito.
  • Busca una escuela de manejo que garantice tu aprendizaje. Pregunta sobre sus elecciones, los ejercicios y la forma en la que los profesores te enseñarán, de esta manera, te darás cuenta si su método de enseña es efectivo y es el que más te conviene pero, en caso de no ser así, aún está a tiempo de buscar otras opciones.
  • Siempre revisa y compara los precios de las clases en distintas escuelas. Visita cada una de tus opciones y pregunta para que te puedan dar una cotización del curso o cursos que tomarás; después, compara los precios pero, cuidado, no te dejes llevar por los precios más baratos porque, muchas veces, la enseñanza es deficiente, los profesores no son muy buenos o las horas teóricas y de práctica no son muchas. Recuerda que estás pagando por convertirte en un conductor responsable.
  • Analiza la clase de vehículos que se utilizarán para dar las lecciones, con esto nos referimos a que verifiques que los autos se encuentren en buenas condiciones. Además, checa si tienen la opción de enseñarte con coches automáticos o manuales; por lo general, las clases con automóviles de transmisión automática tienen mayor costo que aquellas con carros de transmisión manual.
  • Verifica que la escuela de manejo que elijas cuente con una póliza de seguro que pueda velas por tu seguridad y responder ante un accidente inesperado.
  • Recuerda que aprender a manejar es una experiencia de crecimiento y no tiene por qué ser algo tormentoso, así que, tómate el tiempo que necesites para tomar tu decisión e invierte correctamente en una escuela de manejo que te ayude a ser un buen conductor.
Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]