¡Hola, bebés del monte! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.

 

Todos los días a nuestro hogar llegan diferentes tipos de animales a instalarse en nuestra casa y nos vemos obligados a convivir con ellos, aunque no queramos. Están desde los más pequeños e imperceptibles, como los ácaros; hasta los que nos hacen gritar cada vez que vemos, como los ratones o las cucarachas.

 

Sin embargo, hay que aclarar que tener este tipo de inquilinos, no significa que tengamos mala higiene en nuestros hogares, por esa razón no nos debe avergonzar llamar a los expertos en fumigaciones df. Por ejemplo, en ocasiones viven dentro de los muebles que compramos y sin querer los llevamos a casa.

 

Recientemente, llegó una nueva vecina al edificio donde vivo, su mamá le regaló un colchón. Desde el primer día que durmió en él se dio cuenta que tenía pequeños granitos en todo su cuerpo y no podía con la comezón. Resultó que el colchón estaba lleno de pequeños animales llamados chinches, por lo que completamente asustada -después de consultarnos- decidió acudir con exterminadores de plagas para terminar con el problema. Pudo haber probado algún remedio casero o usar Raid, pero decidió irse por lo seguro y más fiable.

 

Otro animal que puedes encontrar en tu colchón son los ácaros y puede traer graves consecuencia a tu salud. Las heces de este pequeño animal puede causar alergias y estornudos en algunas personas. Aunque menos comunes, pero no menos importantes, las pulgas y piojo.

 

Es importante la limpieza de las sabanas y cobijas, entre otras cosas que puedan albergar polvo. Meter juguetes y sábanas al congelador de vez en cuando, ayudará a limpiarlos de estos animales; sin embargo, es importante la limpieza del colchón, por lo que te recomiendo aspirar por debajo de él y usar un cubre-colchón.

 

Pero, si ya tienes sospecha de que hay una plaga instalada en tu cama o quieres ser más cuidadosa, no dude en llamar a los expertos de Cofan.

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments