Chamarra softshell

Cuanto mejor estemos protegidos y más cómodos nos sintamos a la hora de manejar una motocicleta. Tanto para temas de seguridad como de protección, la chamarra para motociclistas es uno de los elementos básicos y más importantes para cualquier conductor.

Si bien es cierto que existen muchos tipos de chamarras para motos independiente al tipo de moto Suzuki o Hardley, al momento de adquirir una, se debe de tomar en cuenta que poseen una distinta capacidad de resistencia a la abrasión, esto se identifica en función de los materiales con los que están fabricadas.

El día de hoy hablaremos de los tipos de chamarras para motociclistas softshell y hardshell, las cuales poseen características que responden mejor, sobre todo, a las adversidades climáticas ¡conócelas!

El softshell es una ligera chamarra que tiene un interior cálido con algunas características que permiten usarla en invierno, frente al viento y frente a la lluvia. Por ello, las chamarras softshell son las mejores aliadas de los motociclistas que se enfrentan directamente a climas y condiciones climatológicas adversas.

Ahora, las chaquetas hardshell son totalmente impermeables y transpirables, que permite proteger al usuario de las condiciones adversas. Está fabricada con las famosas membranas gore-tex y neoshell. Como mencioné, una de las principales características de este tipo de chamarras es su impermeabilidad y dureza que protegerán de granizo, nieve y lluvia, por ejemplo.

Como te has podido dar cuenta, una de las principales diferencias entre estos dos tipos de chamarras no tan diferentes entre sí, es que las chamarras softshell son más cómodas y más transpirables que las hardshell. Estas características permiten al usuario usarla con más frecuencia, para llevarla a todos lados, la hardsehell es ideal, sólo cuando el clima de verdad es extremo.

Por su parte, las chamarras hardshel es muy resistente contra los climas extremos, casi todos, pues su resistencia no actúa con el frío. Su uso es perfecto como capa externa que funciona en un sistema de tres capas con ropa de abrigo que se encuentra debajo. Entre sus ventajas es que, a pesar de la idea que se genera por ser de este tipo de resistencia, son ligeras.

Entonces, si eliges usar una chamarra softshell es porque:

  • Estás seguro de que no lo utilizarás en momentos de lluvia prolongada o intensa.
  • Estás buscando una chaqueta acogedora, cálida y resistente al viento.
  • El peso no es tu enemigo.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]