Mucho se dice sobre cambiar una llanta, y es que por lo regular estos comentarios, chistes y memes giran en torno a que las chicas no sabemos hacerlo. No es cuestión de fuerza, sino de maña, así que aquí te vamos a decir en 5 sencillos pasos cómo hacerlo.

Hoy en día muchas mujeres tienen que ser multi tareas y correr de un lado a otro, el tráfico no siempre es tu mejor aliado y si a eso le añades que se te ha ponchado una llanta gracias a los horribles y abundantes baches en la ciudad, entonces puede que estés perdida. No esperes que una llantera df vaya a tu salvación y mejor toma las riendas tú misma.

  1. Para empezar, debes tener siempre en tu cajuela un kit de herramientas básico para poder realizar esta tarea y entre lo que no puede faltar está: llanta de repuesto, cuña, llave de cruz, gato hidráulico y conos de seguridad. Ahora sí, lo primero que tienes que hacer es acomodar tu carro en un lugar seguro y que no entres en pánico, pones el freno de mano para evitar que el carro se mueva y pones tus intermitentes.
  2. Una vez colocado el freno de mano, te recomendamos que también lo hagas con una cuña para evitar en su totalidad que el carro pueda moverse. Si vas cambiar la llanta delantera coloca ésta en la llanta trasera y viceversa. Ahora puedes aflojar las tuercas de la llanta que vas a cambiar con la llave de cruz –solo aflojarlas girándolas en sentido contrario a las manecillas del reloj-, mientras el auto aún está en el suelo.autoboutique
  3. Ahora puedes colocar el gato hidráulico, por lo regular los autos tienen un espacio destinado para él en el chasis cerca de la rueda. Ahora que sientas que es el ideal, puedes retirar todas las tuercas por completo y ahora puedes retirar la llanta para colocarla en la cajuela y llevarla a reparación.
  4. Coloca la llanta de refacción y las tuercas poco a poco sin apretarlas demasiado, lo suficiente para bajar el carro y que no se vaya a salir la refacción. Una vez hecho este paso puedes bajar el carro y apretar bien las tuercas –asegúrate de que estén bien apretadas-.
  5. Guarda todo y no olvides retirar los conos de seguridad. Ahora puedes subir a tu auto y continuar con tu destino.

Es probable que esto sirva como una alternativa por el momento, pero te recomendamos que vayas con un experto para que revise la llanta y la cambie por una correcta. Puede ser la misma que tenía, solo deben “parcharla” y quedará lista nuevamente. Autobutique es una de las tantas refaccionarias cuyos precios son muy accesibles y la calidad de sus productos es la ideal, puedes darte una vuelta por su sitio web en caso de que tengas una emergencia.

¡Está todo listo! Compra tu kit de herramientas para emergencias en cualquier Wal-Mart o tienda especializada y no habrá escusas para que digan que no puedes cambiar una llanta. Cuéntanos tu experiencia escribiendo en la caja de comentarios, no te vayas sin regalarnos un like y compartir esta y todas nuestras publicaciones con todos tus amigos en redes sociales.

 

Facebook Comments