Cascos shaft

Está por demás decir que los cascos para moto son imprescindibles en la vida del motociclista, el uso del equipo adecuado puede disminuir el riesgo y la gravedad de las lesiones en caso de algún accidente. Por ello, independientemente de la distancia que recorras ni la cilindrada de tu moto.

Debes mantener siempre la visera limpia e intacta, en caso de ralladuras, tendrás que comprar una nueva. El tener una buena visibilidad cuida tu vida y la de los demás.

A continuación, te presento algunos tips para que los tomes en cuenta a la hora de adquirir uno ¡toma nota!

Material

Lo más recomendable es optar por los cascos que están hechos con la combinación de Kevlar, fibra de vidrio y de carbono. Estos materiales alcanzan un equilibrio justo entre comodidad, peso y resistencia.

Almohadillas

Lo ideal es conseguir uno fabricado con almohadillas hipoalergénicas, que sean fáciles de desmontar para poder lavarlas sin ningún problema. No te olvides que la cabeza transpira y que con el paso del tiempo terminará por afectar la higiene y el aspecto de tu cabello.

Peso

Para cumplir con los estándares de seguridad, el peso no debería superar los 1.400 gramos.

Integrales

Se puede elegir otro modelo por comodidad y es que los modelos integrales son los más seguros. Los recomiendan los expertos en seguridad vial porque evitan el riesgo de heridas faciales por erosión o abrasión contra cualquier superficie y reducen los impactos de micro-partículas en los ojos.

Ventilación

La comodidad también es importante y una correcta ventilación mantiene nuestra cabeza lo más fresca posible. También es importante que la apertura y cierre sean sencillos pero seguros.

Homologado

Es importante haberlo aprobado por algún actor de control de calidad por parte del gobierno. Debemos estar seguros de que ha pasado las pruebas de resistencia mínimas. Por lo que, si se compra uno de mala calidad, será como no haber comprado nada.

Uso

Lo más recomendable es que sea un casco nuevo, para garantizar que no tenga ningún daño estructural causado por golpes previos.

Recuerda usar el casco siempre abrochado y hazlo correctamente. Que sea de tu talle, homologado y no lleves a ningún pasajero sin él. Tendrás que cerrar y ajustar a la medida la hebilla de sujeción inferior, por debajo de la barbilla, para evitar que salga despedido en caso de accidente.

Es muy importante que te asegures de que el casco no se mueva, que no caiga sobre los ojos del conductor y que no presione en la frente. Asimismo, otro factor importante es que haya una buena ventilación, lo puedes comprobar con la visera baja y evita que se acumule el vaho para ganar visibilidad y seguridad en la conducción.