CategoryManejo

Consejos para elegir tu primer auto

curso de manejo

Seguramente estás ansiosa o ansioso de terminar tu curso de manejo, tramitar tu licencia de conducir, y conseguir tu primer auto, ya sea uno heredado de tus padres, hermanos mayores, o uno nuevo. Si este es el caso, es decir, si estás pensando en comprar tu primer auto, entonces sigue leyendo esta nota, aquí te damos algunos consejos o consideraciones que debes de tener en mente para que tu compra sea inteligente y segura.

  • El presupuesto

Antes que ver modelos de automóviles, primero debes estar seguro de cuánto dinero tienes, de esta manera, podrás limitar tu búsqueda a los carros que entren dentro de tu presupuesto.

  • El auto que necesitas

El mercado de autos es inmenso, y existen modelos para todos los gustos y necesidades, por ejemplo, algunos tienen mejor motor, más asientos, de dos o cuatro puertas, o son estéticamente más bonitos. Para comprar de forma inteligente, haz una lista con todo lo necesario que quieres en tu carro para que tu búsqueda sea más óptima; asimismo, te recomendamos que pienses si tu mejor opción es comprar un auto nuevo o uno usado. Esta decisión dependerá completamente de tu presupuesto y de tus necesidad, pero si te decides por un auto nuevo, entonces busca, compara y checa varios precios modelos en diversas concesionarias, como Volkswagen, Nissan, Ford, Chevrolet, etc.

En cambio, si comprar un auto usado o seminuevo, lo mejor que puedes hacer es conocer el valor del vehículo que deseas adquirir, esto lo puedes realizar en periódicos, guías especializadas, aseguradoras y portales de Internet, ya que las condiciones en las que se encuentra el carro, el kilometraje, su antigüedad, los niveles de equipamiento y la región del país son factores que afectan su precio neto. Es necesario que consideres todo lo anterior al momento de negociar con el vendedor.

  • El mantenimiento

Otro punto importante para tener en cuenta es la inversión que harás para mantener tu carro en las mejores condiciones. Por ejemplo, un auto premium o un motor más complejo requieren un mayor mantenimiento que uno más básico, esto también entra en la parte de tu presupuesto.

  • El seguro

El seguro es, por ley, una inversión obligatoria para todo conductor responsable. La prima varía dependiendo del modelo, por eso es importante comparar varias opciones de precios  para el seguro de tu carro.

  • Rendimiento

Dependiendo del auto que elijas, este puede requerir de distintos tipos de combustible. El motor puede requerir gasolina regular, premium o diesel, o incluso puedes optar por variaciones híbridas o alternativas eléctricas, las cuales también tienen sus ventajas.

 

Cómo ser un conductor responsable

escuelas de manejo

Estamos conscientes de que, en México, no parece existir una cultural vial. Esto se debe a que los conductores no son responsables ni cuidadosos porque muchos de ellos no aprendieron a conducir asistiendo a clases en escuelas de manejo, sino de forma más autodidacta. Ser un conductor responsable es muy importante, no sólo para llevar una mejor convivencia en las calles, sino también para evitar accidentes trágicos. A continuación, te damos 7 puntos esenciales para convertirte en un buen conductor.

1.- Distancia de seguridad: respeta la distancia recomendable entre un auto y otro, que es de cinco metros, o puedes aplicar la regla de los dos segundos, es decir, contar hasta dos antes de avanzar.

2.- La manera de tomar el volante: la forma correcta de sujetar el volante es, como si se tratara de un reloj, colocando las manos al cuarto para las tres o nueve y cuarto, evitando que los brazos queden completamente estirados; de esta manera, podrás tener un mejor control del vehículo, y la capacidad de reaccionar al momento si necesitas hacer una maniobra de emergencia. Asimismo, ajusta el asiento de tal forma que tus muñecas queden sobre la parte superior del volante sin tener que estirarte mucho.

3.- Cambio de carril: es muy importante que, antes de cambiar de carril, uses los espejos retrovisores para cerciorarte de que tienes el espacio y la distancia suficiente para hacer la maniobra, además, enciende las direccionales, para que, al accionarlas, los demás conductores pueden saber que cambiarás de carril, esto reducirá significativamente la posibilidad de tener un accidente. Recuerda que el auto tiene puntos ciegos, por lo que debes voltear rápidamente para asegurarte que no tienes otro coche a un lado.

4.- Respeta el límite de velocidad: respetar la velocidad establecida para el camino por donde circulas es básico para prevenir un percance, y ayudan a evitar riesgos innecesarios.

5.- Usa cinturón de seguridad siempre: esta medida de precaución es indispensable, ya que, en caso de tener un accidente, marcará la diferencia entre vivir para contarlo o pasar a ser parte de las cifras de muertes por accidentes de tránsito en México. Asegúrate de que todas las personas que viajan en el auto contigo lo utilicen. Si tu vehículo cuenta con reposacabezas debes cerciorarte de que esté posicionado a la altura de tu cabeza, con ello reducirás el riesgo de una lesión cervical en caso de un choque.

6.- Respeta al peatón y a los ciclistas: es sumamente necesario que respetes siempre las zonas peatonales para que no pongan en riesgo a las personas que tiene que caminar. Asimismo, respeta a los ciclistas y sus zonas exclusivos, ellos también tienen derecho a transitar de forma segura.

7.- Conoce el reglamento de tránsito: debes conocer las reglas y los lineamientos vehiculares para que estés consciente de no romperlos. Checa las 10 reglas del buen conductor impuestas por el gobierno de la CDMX.

¿Carro estándar o automático?

escuela de manejo

Si quieres aprender a conducir, la mejor opción es inscribirte a clases en una escuela de manejo; de esta manera, podrás escoger entre manejar un carro manual o automática, pero si no sabes cuáles son las diferencias entre estos tipos de transmisión, entonces sigue leyendo esta nota, aquí te lo explicamos.

Algunas personas prefieren los autos automáticos porque son más suaves, sutiles, y es más fácil aprender a manejarlos; por otro lado, hay quienes prefieren un coche estándar porque disfrutan más la acción de conducir y, a la hora de comprar, estos autos resultan tener un precio más bajo. Ahora bien, la diferencia básica y más importante entre conducir un vehículo automático y uno manual es que en el automático no se hace uso del clutch, ya que el cambio se efectúa de forma automática, como su nombre lo indica.

Para conducir un vehículo automático sólo hay que poner la palanca de cambio en una de las velocidades (Drive), pisar el acelerador y el freno para detener el auto. Estos carros son más fáciles de manejar porque el sistema hace de forma automática los cambios de las velocidades en sentido ascendente o descendente; y para la reversa, lo único que se necesita hacer es colocar la palanca en R (Reverse) y acelerar. En cambio, en un auto con transmisión estándar, todos estos cambios se realizan manualmente.

Existen ventajas y desventajas en cada tipo de transmisión, pero mucho depende de lo que a uno le gusta utilizar y las técnicas de manejo. Por ejemplo, la mayor diferencia en el comportamiento de un carro de transmisión automática y uno manual está en el frenado con motor en bajadas: el embrague mecánico de la transmisión manual tiene la ventaja de frenar la velocidad del vehículo; en cambio, el engrane de baja y el convertidor de torque a bajas revoluciones ayudan a la transmisión automática, pero no permiten un 100% de embrague. Asimismo, los autos manuales pueden no necesitar el uso de los frenos en una bajada pronunciada, mientras que los automáticos siempre necesitan un pie sobre el freno para mantener la velocidad baja. Manejar con transmisión manual requiere que sepas tomar decisiones, ya que siempre habrá que elegir el engrane correcto para llevar a cabo alguna acción.

Ahora que ya conoces un poco más acerca de los autos estándar y automáticos, acércate a tu escuela de manejo y escoge la opción que quieras aprender. Recuerda siempre prestar atención y respetar las reglas para convertirte en un buen conductor.

Escoge la mejor escuela de manejo

cursos de manejo

Es muy común que cuando alguien quiere aprender a manejar, un integrante de su familia, papá, mamá, tía o primo, se postule para ser su profesor y enseñarle todo lo que debe saber para moverse en la ciudad. Sin embargo, ninguno de ellos es un profesional, es decir, no puede enseñar muy bien a conducir, o lo hace a medias, y los problemas vienen cuando la persona tramita su licencia para conducir y se encuentra detrás del volante. Por esta razón, la mejor opción es tomar cursos de manejo en una escuela; si tú quieres inscribirte a estas clases, pero no tienes idea de cómo elegir la mejor escuela de manejo, no te preocupes, aquí te damos algunos consejos.

  • La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debes consultar la lista de las escuelas de manejo avaladas por la Secretaría de Movilidad, para que no caigas en una patito.
  • Busca una escuela de manejo que garantice tu aprendizaje. Pregunta sobre sus elecciones, los ejercicios y la forma en la que los profesores te enseñarán, de esta manera, te darás cuenta si su método de enseña es efectivo y es el que más te conviene pero, en caso de no ser así, aún está a tiempo de buscar otras opciones.
  • Siempre revisa y compara los precios de las clases en distintas escuelas. Visita cada una de tus opciones y pregunta para que te puedan dar una cotización del curso o cursos que tomarás; después, compara los precios pero, cuidado, no te dejes llevar por los precios más baratos porque, muchas veces, la enseñanza es deficiente, los profesores no son muy buenos o las horas teóricas y de práctica no son muchas. Recuerda que estás pagando por convertirte en un conductor responsable.
  • Analiza la clase de vehículos que se utilizarán para dar las lecciones, con esto nos referimos a que verifiques que los autos se encuentren en buenas condiciones. Además, checa si tienen la opción de enseñarte con coches automáticos o manuales; por lo general, las clases con automóviles de transmisión automática tienen mayor costo que aquellas con carros de transmisión manual.
  • Verifica que la escuela de manejo que elijas cuente con una póliza de seguro que pueda velas por tu seguridad y responder ante un accidente inesperado.
  • Recuerda que aprender a manejar es una experiencia de crecimiento y no tiene por qué ser algo tormentoso, así que, tómate el tiempo que necesites para tomar tu decisión e invierte correctamente en una escuela de manejo que te ayude a ser un buen conductor.

¿Cómo puedo tramitar mi licencia para conducir?

certificado de manejo

Si fuiste a clases y ya tienes tu certificado de manejo, el siguiente paso es tramitar tu licencia de conducir, documento que es indispensable para que puedas manejar por toda la ciudad. Sabemos que estás ansioso por demostrar que ya aprendiste a manejar, pero antes de hacerlo, debes saber que, en México, cada estado tiene sus propios requisitos y costos para tramitar la licencia para conducir, sin embargo, en esta nota nos enfocaremos en lo que se necesita para tramitarla en la ciudad de México.

La Secretaría de Movilidad capitalina (Semovi) establece que, para llevar acabo este trámite, necesitas presentar estos documentos, recuerda que debes llevar original y copia:

  • Identificación oficial vigente

Para las personas que cuenten con la nacionalidad mexicana pueden llevar credencial para votar, cartilla del Servicio Militar Nacional, cédula profesional o pasaporte. En cambio, los extranjeros necesitar presentar un documento migratorio que acredite su estancia legal en el país.

  • Comprobante de domicilio

Este documento debe tener una fecha de vencimiento igual o menor a 90 días, y puedes presentar el recibo de agua, luz, teléfono, o tu estado de cuenta bancario.

  • Comprobante de Pago de Derechos

Este es un comprobante de pago por el trámite, el cual puedes realizar en banco, algunas tiendas de autoservicio o directamente en la página web de la Secretaría de Finanzas. Puedes llamar a Locatel (56-58-11-11) para obtener tu línea de captura, y  acércate a uno de los 30 centros de atención de la Semovi.

En la Ciudad de México, existen cinco tipos diferentes de licencias de conducir, los cuales dependen del tipo de vehículo que se conduce:

Licencia Tipo A: para automovilistas y motociclitas con vehículos de uso particular.

Licencia Tipo B: para choferes de taxis

Licencia Tipo C: para choferes de autobuses de pasajeros

Licencia Tipo D: para choferes de transporte de carga

Licencia Tipo E: para conducir vehículos de transporte especializado en todas su modalidades

Asimismo, es importante que conozcas los costos de la licencia de conducir en la ciudad de México. Para este 2019, la Secretaría de Finanzas capitalina estableció las siguientes tarifas para obtener o reponer este documento:

  • Tiene una vigencia de 3 años, ya sea expedición o reposición y su costo es de $837.50 pesos
  • Licencia permanente tipo A (reposición): $837.50 pesos
  • El documento que permite trabajar a conductores de taxis, ya sea nuevo o renovación tiene un costo de $1,040.00 pesos por dos años y $1,565.00 pesos por tres años.
  • Licencias tipo C, D y E; los tarjetones para poder operar autobuses de pasajeros (C), carga (D) y Emergencias (E), tienen un costo de $1,507.00 por una vigencia de dos años y $2,263.00 pesos por tres años.

Consejos para aprender a manejar

escuela de manejo

¿Quieres comenzar a manejar y no sabes ni por dónde comenzar? No te preocupes, hemos llegado para darte los mejores consejos para que seas el mejor conductor. Me parece importante resaltar el hecho de que sólo te daremos algunos consejos, recuerda que lo mejor que puedes hacer es acudir con expertos en la enseñanza para que aprendas a manejar como todo un profesional a una escuela de manejo.

Los primero que se debe de hacer cuando se te subes al auto es sentarte correctamente, la razón principal es por el tema de seguridad. No querrás que ante un frenón o un choque por leve que sea te provoque complicaciones y dolores en la espalda. Asimismo, también es importante tomar en cuenta factores como la altura del asiento y la distancia que existe con respecto a los pedales y el volante, también deben de estar bien regulados.

La otra poderosa razón por la que debes sentarte bien, es por la visibilidad, pues debes acomodar los espejos retrovisores al punto en que, según tu tamaño y postura, puedas tener un amplio panorama de los demás autos que se encuentran cerca de ti y prevenir tus movimiento o reaccionar a los que otros hagan.

Existe un excelente truco para anticiparse a muchos imprevistos que se puedan a volante, debemos fijarnos en el coche de dos adelante, pues en no siempre tendremos tiempo de prever un frenazo, sobre todo vamos por las calles de la salvaje ciudad. Cuando conduces, lo mejor es fijarte en lo que hace el segundo auto de adelante, para poder tener más tiempo de reacción ante cualquier imprevisto. Esto, aunado al consejo de siempre guardar una distancia considerable al auto que tengas enfrente.

Recuerda que en el mundo de la conducción, nunca se va solo, sobre todo cuando se circula por carretera, en el momento en el que se te adelanta un auto que no habías visto antes. Ten presente que la relajación al volante es un peligro, pues se tiene que ir constantemente atento al comportamiento del resto de los vehículos ya que las decisiones se deberán tomar en apenas un segundo ¡mucho ojo!

Una cuestión muy importante es tener en confianza en sí mismo, pero no hay que confiarse en exceso, así que por mucho que tengas un Porche, cuando se trata de conducir a gran velocidad se trata. Hay que tener el auto siempre controlado y, usando la lógica, entre más velocidad, más difícil será controlarlo, incluso, esa es una de las principales reglas del buen conductor, no exceder el límite de velocidad.