grúas tlalpan

Las grúas son vehículos de carga que han sido parte de los procesos de construcción desde su invención en Grecia; sin embargo, y con el paso del tiempo, también se utilizan para remolcar y transportar automóviles, así como para trabajos y tareas de todo tipo de levantamiento. Por lo general, las grúas más comunes están equipadas con cables y poleas, y su funcionamiento se basa en la aplicación de principios mecánicos, por esta razón, las grúas tlalpan son capaces de levantar, cargar y bajar objetos muy pesados, que ningún ser humano podría tan siquiera pensar en mover.

El diseño de las grúas ha evolucionado para cumplir las demandas de una gran variedad de necesidades industriales y de transporte, por ejemplo, las grúas modernas a menudo coordinan simples sistemas para lograr trabajos complejos de levantamiento, incluso en contextos y en terrenos que serían peligrosos para los trabajadores humanos. Ahora bien, las grúas que conocemos actualmente son la “evolución” del puntal de carga que, desde la antigüedad, se ha venido utilizando para realizar diversas tareas; por esta razón, en esta nota, te presentamos algunos datos acerca de la historia de grúa, así como su funcionamiento.

Existen documentos antiguos en los que podemos ver evidencias sobre el uso de máquinas semejantes a grúas por los Sumerios y Caldeos, que  transmitieron estos conocimientos y costumbres a los Egipcios. Sin embargo, la creencia popular dicta que las primeras grúas se inventaron en la Antigua Grecia, las cuales eran accionadas por hombres o animales. Estas grúas se utilizaban principalmente para la construcción de edificios altos, ya que los griegos desarrollaron grúas todavía más grandes (que utilizaban poleas) para poder cargar pesos mayores. Posteriormente, en la Alta Edad Media, se empiezan a usar estos vehículos para poder construir los barcos en los puertos y astilleros. Algunas de estas grúas se anclaban a torres de piedra para lograr que fueran mucho más estables; y a pesar de que las primeras grúas se construyeron de madera, a partir de la Revolución Industrial, se comenzaron a utilizar materiales como hierro fundido y acero para su fabricación.

Ya conocimos un poco acerca de la invención de las grúas, pero ¿cómo funcionan? Pues la respuesta tiene que ver con las leyes de la física que obedecen estos vehículos de carga, y es que para operar y mantener su estabilidad, sin necesidad de anclarlas a un apoyo como en la antigüedad, las grúas no deben mover pesos que excedan su capacidad; de esta manera, una grúa es capaz de levantar objetos porque la carga se compensa con el contrapeso, lo que resulta en su movimiento y estabilidad.