Mantenimiento de canchas

El colocar pasto artificial conlleva la aplicación de muchos cuidados, el mantenimiento de canchas es imprescindible para conseguir las propiedades óptimas para una idónea práctica deportiva durante todo el ciclo de su vida útil.

Una parte fundamental para lo anterior, es considerar el uso que se le va a dar al pasto, así como las circunstancias medioambientales que la rodearán, valoración del entorno, el tipo de contaminación externa y las características de los usuarios.

Para mantener en óptimas condiciones una cancha con pasto artificial de manera correctiva y preventiva, es preciso dividirlo en dos; un mantenimiento regular que puede ser llevado a cabo por los técnicos de instalación y mantenimiento especializado que debe llevarse a cabo por empresas expertas y especializadas como Sportfield.

Cuando no se llevan a cabo las medidas necesarias o de manera negligente, así como los servicios de mantenimiento adecuado para la superficie del césped, generalmente las empresas consideran que la garantía del sistema del pasto artificial no será de aplicación.

A continuación, te presento algunos puntos importantes para el cuidado y preservación de una cancha para que no esté como la del Estadio Azteca ¡toma nota!

  • La superficie no se deberá utilizar para eventos alternativos como espectáculos, conciertos, acampadas, parking, comidas multitudinarias, etc.
  • Mantener la superficie limpia de residuos como pequeños papeles, hojas, colillas, restos de comida y desperdicios orgánicos en general.
  • No depositar materiales pesados sobre el césped durante largos periodos de tiempo.
  • Se deben controlar los accesos al terreno de juego.
  • No transitar con vehículos o maquinaria pesada sobre el césped.
  • La utilización de botas con de tacos de aluminio o zapatillas de clavos para atletismo, debe quedar restringido por parte de los usuarios.
  • Mantener el sistema de saneamiento, las rejillas de las canaletas y cestillas limpias de tierra, barro, musgos o malas hierbas.
  • Es preciso regar la superficie con regularidad para mantenerla limpia de polvo y evitar la suciedad acumulada por la contaminación atmosférica.
  • Cuidar que no se arrojen cigarros encendidos, bengalas, petardos, etc. o cualquier tipo de producto inflamable.
  • No utilizar productos para el marcaje de líneas de juego utilizados para campos de césped natural como cal, pinturas en spray o cualquier producto químico agresivo con el polietileno.
  • No permitir el lanzamiento de objetos contundentes o punzantes sobre el césped, como artefactos de atletismo o similares.
  • Observar los procedimientos de mantenimiento y limpieza recomendados por el fabricante o instalador.
  • Reparar los pequeños desperfectos de manera inmediata.