Sistemas contra incendios

Es preciso señalar que un incendio forestal es un fuego de gran magnitud que se propaga sin control en algún terreno forestal, ósea es creado y avivado por árboles y hojas secas.

Los incendios forestales se extienden con mayor rapidez que cualquier otro tipo y son difíciles de eliminar con los sistemas contra incendios comunes, además, puede cambiar de rumbo súbitamente por acción del aire y puede sortear obstáculos como ríos o carreteras, suelen ser devastadores.

Algunas personas señalan que los incendios forestales tienen un súper poder destructivo, es como si éstos tuvieran vida propia ya que pueden avanzar a una velocidad de hasta unos 23 kilómetros por hora.

Avanza incendiando y consumiendo todo lo que encuentre a su paso, alcanza una velocidad de hasta 23 kilómetros por hora.

National Geographic nos explica que cuando los incendios escapan del control humano, alimentados por el clima, el viento y la maleza, pueden calcinar hectáreas de tierra y consumir todo lo que encuentran a su paso en cuestión de minutos.

Características de los incendios forestales

  • Cada año se produce una media de más de 100 mil incendios, llamados también incendios forestales, que queman entre 1.6 y 2 millones de hectáreas de terreno cada año.

  • En los últimos años, los incendios han consumido hasta 3,6 millones de hectáreas.

  • Deben darse tres condiciones para que un incendio forestal se propague, algo que los bomberos llaman el triángulo de fuego: combustible, oxígeno y una fuente de calor.

  • El combustible puede ser cualquier material inflamable que esté cerca del fuego, incluidos los árboles, la hierba, la maleza e incluso las casas. Cuanto mayor sea la cantidad de combustible presente en una zona, más intensidad tendrá el fuego.

  • Los rayos, las fogatas, los cigarrillos, los vientos cálidos e incluso el sol pueden proporcionar el calor suficiente para desatar un incendio.
  • El clima seco y las sequías convierten la vegetación en combustible sequísimo e inflamable; los vientos fuertes hacen que el fuego se extienda con rapidez; y las temperaturas cálidas alientan esta combustión.

  • Los estados de Montana, Idaho, Wyoming, Washington, Colorado, Oregón y California experimentan algunos de los peores incendios de Estados Unidos.

  • El aire proporciona el oxígeno que el fuego necesita para arder. Las fuentes de calor contribuyen a desencadenar el fuego y hacen que el combustible esté lo suficientemente caliente para prenderse.
  • Los incendios forestales se mueven a velocidades de hasta 23 kilómetros por hora, acabando con todo lo que encuentran a su paso (árboles, maleza, viviendas e incluso seres humanos).

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]