Las puertas automatizadas actualmente son una solución práctica a la tarea de abrir y cerrar las puertas de la cochera o el garaje. Con este tipo de sistemas simplificas tu vida y no tienes que sufrir por las condiciones climáticas o discutir con tu copiloto sobre a quien le toca abrir las puertas. Existen diferentes tipos, y cada una puede adaptarse al diseño de tu entrada, siempre y cuando se pueda realizar el movimiento sin inconvenientes. Si te gustaría instalar alguno en casa, permite que te ilustre un poco sobre el movimiento de cada una para que puedas pedir la instalación del sistema más adecuado.

Puertas corredoras

Este tipo de puertas están diseñadas para abrir y cerrar de manera lateral, debajo de la puerta o en la parte superior se instalan railes que facilitan el desplazamiento. Sin embargo, para que este movimiento pueda hacerse sin complicaciones, uno o ambos extremos de la pared deben ser capaces de alojar la puerta mientras el auto se encuentra transitando, por lo que no es recomendable para zonas estrechas que no permite este desplazamiento.

Puertas abatibles 

Estas son las más comunes entre las puertas de cocheras. Divididas a la mitad, las puertas al abrirse hacia fuera o hacia dentro de la residencia forman un ángulo de 90 grados. A diferencia de otros sistemas, con puertas abatibles tienes la opción de elegir entre varios sistemas: están aquellos que permiten en manejo individual para el cierre de cada puerta mientras otros que se enganchan por una caja central en la parte superior necesitan moverse en sincronía para poder dar acceso.

Puertas basculantes 

Además de que es común su instalación en casas y garajes, este sistema también se puede utilizar en entradas de todo tipo de locales comerciales y en el sector industrial, en bodegas o para la división de sectores. El sistema se desempeña de manera vertical, colocando la puerta a la altura del techo para poder abrir, lo cual permite el ahorro de espacio y que el tamaño de la entrada sea justo. Regularmente esta diseñado para tener que dos laminas, cuando son puestas otra vez en su sitio, formen la puerta.

Puertas enrollables 

Este tipo de puertas son utilizadas más para los cajones de estacionamiento individuales o más pequeños. Retomando el modelo de las persianas de casa, este sistema permite que varias laminas se puedan enrollar fácilmente. Pueden tener diferentes acabados y de hecho el sistema manual se puede automatizar de manera fácil, siempre y cuando se cuente con el motor Chamberlain adecuado para ello.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]