¡Hola, bebés de luz! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.  

 

De acuerdo con informes, desde que Enrique Peña Nieto se volvió presidente, ha habido un aumento en empleos. Es decir, bebé copetón si cumplió su promesa de más empleos, sin embargo, estos trabajos que han surgido son mal pagados y explotan a sus empleados. Así que nos quedamos con pocas opciones, somos casi esclavos o desempleado.

Por suerte, hay carreras que te dan la posibilidad de abrir un negocio propio como la de odontología. Así que, si tu estudiaste esa carrera, no te vayas porque te diré todo lo que necesitas, para abrir tu propio consultorio dental -aparte de oclusores y un lugar-.

 

 

  • Planificación. Haz una lista con el precio de los gastos mensuales, tales como renta del consultorio, suministro eléctrico, gastos de agua y eventuales sueldos de una recepcionista y un asistente que puedas llegar a contratar en el
  • Material. De igual manera, haz una lista de todo lo que necesitas comprar para abrir un consultorio dental, incluyendo desde el sillón de dentista, la butaca para que tú trabajes, la maquinaria y también todos los insumos: recambios para los tornos, jeringas, agujas, anestesia, flúor, moldes, resinas, amalgamas, porcelanas y demás. Todo esto lo puedes cotizar y conseguir en Camident.
  • Registro. Antes de abrir tienes que tramitar todos los permisos legales para funcionar como empresa y para abrir un consultorio dental, para lo cual necesitarás figurar como responsable. Es necesario que presentes tu título universitario en los organismos estatales que controlan estos asuntos. También debes presentarte en el Ministerio de Salud para registrar a tu consultorio como empresa en el ramo de la salud.
  • Promoción. Una vez que ya tengas todo listo para abrir tu consultorio dental, es de suma importancia que no olvides este paso. Elige el canal de publicidad que más se ajuste a tu presupuesto y a la forma de captar clientes que prefieras: revistas barriales, página web, página de Facebook, guías locales, radio, etcétera.

 

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]