¡Hola, bebés hermosos y llenos de luz! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.

 

Ahorrar energía es de suma importancia y no sólo para el medio ambiente, para retrasar el Efecto Invernadero; también sirve para que tu recibo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no llegue tan alto y te deje sin dinero cada dos meses. Es decir, esto es un ganar-ganar, para todos, por eso hoy te traigo tres métodos para ahorrar energía en tu hogar.

 

Refrigerador

  • Para empezar, debes saber que limpiar y dar mantenimiento, a todos los electrodomésticos de tu hogar es de suma importancia; ya que, si su funcionamiento es óptimo, menos energía gastarán.
  • Sitúalo alejado de las fuentes de calor y con suficiente ventilación.
  • Debes mantener una distancia mínima entre el refrigerador y la pared.
  • No metas alimentos calientes a la nevera, asegúrate de que estén completamente fríos antes de guardarlos.
  • No dejes la puerta abierta, por mucho tiempo, con esto ahorrarás un 5 por ciento de energía.

 

Iluminación leds

  • Aprovecha lo más que puedas luz del día.
  • Recuerda que cada vez que abandones la cocina, el baño o tu habitación -cualquier cuarto- debes apagar las luces.
  • Sustituye las bombillas normales por otras de bajo consumo, es decir, las bombillas led. El precio de compra es mayor, pero recuperarás tu inversión pronto, ya que consumen un 80 por ciento menos de energía y duran 8 veces más. Puedes encontrar los mejores focos y de mayor calidad en Leds Be.

 

Cocina

  • Si cocinas con olla a presión y poca agua, ahorro un 50 por ciento de energía.
  • Tapando las ollas, cazuelas y sartenes conseguiremos ahorrar un 25 por ciento de energía.
  • Si tienes horno de microonda, no dejes la puerta abierta si no es imprescindible
  • No uses el horno para cocinar pequeñas cantidades de alimentos, tampoco para recalentar o descongelar.

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]