Monthenero 2020

El futuro de las impresoras

servicios profesionales de impresion

En la actualidad, la tecnología avanza a pasos agigantados creando aparatos y dispositivos para mejorar nuestra vida cotidiana o las tareas que, como seres humanos, debemos desempeñar.

En muchos casos, incluso, cosas que nos parecían hace unos años como imposibles de alcanzar, son ahora un hecho: robots, teléfonos inteligentes con más de 4 cámaras y servicios profesionales de impresion son algunos ejemplos.

Existen muchas variedades, tipos y modelos de impresoras, que cumplen una gran cantidad de funciones específicas. Aún así, hay todo un camino por recorrer en cuanto a su desarrollo y a lo que podrían ofrecer a los usuarios.

Existen muchas predicciones con respecto al futuro de las impresoras, y a las posibles tendencias que ya se están vislumbrando y que, probablemente, se harán una regla en unos cuantos años.

La impresora multifuncional es un producto con tecnología muy avanzada, ya que ofrecen varias funciones en un solo producto, incluso, pruebas de color muy eficientes. Su versatilidad hace que sean prácticas y atractivas para muchos usuarios.

Por eso, las tendencias futuras de estos productos solo pueden ser mucho más interesantes. Algunos pronostican que, para el futuro cercano, contaremos con inteligencia artificial para aplicarla a la producción y manejo de la impresora de color multifunción.

Hay muchas formas en las que esto podría desarrollarse pero se cree que este tipo de avances podrían ayudar a que se prevengan errores a tiempo, a mejorar la calidad de las impresiones, a suavizar y agilizar la transición entre lo digital y lo físico.

Por otro lado, las impresoras multifuncionales que tenemos hoy en día parecen haber alcanzado un punto en común en el que la mayoría ofrece los mismos servicios con sólo algunas variaciones de hardware.

Esto significa que los esfuerzos se han estado aplicando a permitir mejoras en el funcionamiento y manejabilidad externa de los equipos; sin embargo, se piensa que los avaneces se irán enfocando cada vez más al desarrollo interno de las impresoras.

Es decir, a la creación de aplicaciones, softwares y cualquier otro tipo de elementos digitales y tecnológicos que permitan un funcionamiento todavía más eficiente.

Aparte de esto, se cree que las impresoras multifuncionales podrán tener reconocimiento de voz. Un poco relacionado con la inteligencia artificial, el reconocimiento de voz, y la capacidad de un artefacto de interpretar esa voz en una orden directa y clara, es el objetivo de grandes empresas, como HP.

Las impresoras están evolucionando y no se quedarán atrás.

 

¿Qué es la robótica educativa?

cursos de mecatronica

La robótica educativa es una increíble forma de aprender acerca de los diferentes dispositivos robóticos y recursos tecnológicos que van apareciendo día con día. Es un nuevo recurso pedagógico para los peques.

A través de estos cursos de mecatronica, los niños pueden adquirir y desarrollar diferentes habilidades y conocimientos basados en las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Pero no pienses que es aburrido, al contrario, el aprendizaje de la robótica educativa tiene que ver con juegos y diversión. Es decir, este nuevo sistema de enseñanza tiene como objetivo “aprender mientras se juega”, por esta razón, todas las clases se potencian con un carácter lúdico.

A pesar de que los conocimientos son serios y un tanto complicados, el juego ayuda a que los niños no se aburran ni rechacen esta disciplina.

En nuestro mundo, la tecnología se encuentra en todas parte, y los niños empiezan a tener contacto con ella desde que son muy pequeños; así que, gracias a la robótica educativa, pueden acercarse a los avances tecnológicos desde la programación y creación.

Hasta hace un siglo era casi imposible pensar en la robótica, y mucho menos enseñarla en las aulas, pero el mundo ha cambiado y sigue evolucionando, por lo que la educación debe estar a la altura de esos avances.

Asimismo, es importante señalar que la robótica educativa sirva para que la enseñanza de la tecnología sea más práctica, menos conceptual y, junto con otras disciplinas y asignaturas, se conviertan en herramientas para el avance del ser humano.

Asignaturas como literatura o historia, también son fundamentales para acercarse y entender la robótica.

Aprender mecatrónica infantil tiene muchos beneficios: no sólo ayuda a motivar a los estudiantes a programar, razonar de manera lógica y crear interfaces o dispositivos, sino también a relacionarse socialmente, trabajar en equipo, entender el potencial de la inteligencia humana y la profundidad de la inteligencia artificial.

Por otro lado, este sistema pedagógico también es muy útil para ayudar a desarrollar las áreas cognitivas y psicosociales de los niños con necesidades especiales. El aprendizaje basado en la construcción de robots colabora, a través del juego, en el reforzamiento de la educación especial.

Este conocimiento computacional y de ingeniería será esencial para la vida cotidiana de los niños, tanto en su presente como en su futuro, ya que podrán hacerle frente a todo tipo de situaciones tecnológicas.

Cuando se desarrolla este tipo de conocimiento, los niños pueden tener una visión del mundo más lógica, crítica y constructiva.

 

Beneficios de la mecatrónica infantil

cursos de mecatronica para niños 

La tecnología es un elemento fundamental para todos los aspectos de la vida, pues gracias a ella es que podemos tener ciertos beneficios. Los avances en este rubro han sido tantos que se ha comenzado a introducir a los niños dentro del mismo, por medio de clases diseñadas para ellos, como es el caso de los cursos de mecatrónica para niños.

En estos cursos, es primordial la búsqueda del conocimiento tecnológico del menor, de forma que refuerce las habilidades con las que cuenta para llevar a cabo diversos proyectos enfocados en la tecnología. Cabe señalar que está edad es la ideal para el desarrollo del pensamiento matemático y lógico, pues es cuando más sencillo resulta enseñar un nuevo conocimiento.

A diferencia de lo que se llega a pensar, la mecatrónica es una actividad multidisciplinaria, por lo que el desarrollo de los fundamentos deben se amplios, de forma que los niños se encuentren identificados con los programas que manejan. Teniendo como resultado el fundamento de las estrategias del pensamiento.

Una de las ventajas principales de este tipo de cursos es que se adapta a todas las edades, por lo que niños de 5 años pueden comenzar con el aprendizaje de la mecatrónica, de forma que en edades más avanzadas de la infancia, tenga un amplio conocimiento en el tema.

El programa de estos cursos se encuentran diseñados con bases esenciales para que los menores puedan comprender elementos como la inteligencia artificial, diseño y programación, así como elementos básicos dirigidos a la robótica. Una vez que estos aspectos han sido comprendidos por los menores, se les aporta conocimientos prácticos para la construcción, programación y operación de un elemento específico.

Sin embargo, la mecatrónica no sólo se refleja los beneficios que aporta  en esos aspectos, sino que también promueve el uso de diferentes tecnologías para poder comprender el funcionamiento de diversos factores enfocados en la tecnología.

Tanto ha sido la aceptación por este tipo de cursos, que empresas como Lego, apoyan el uso de estas herramientas para la educación lúdica de los menores. Por lo que cuentan con elementos específicos como kits de actividades para reforzar las fortalezas de los menores en estos aspectos.

Es importante que al decidir inscribir al menor en un curso de tecnología, se corroboré que las personas se encuentran calificadas para enseñar, no sólo mecatrónica, sino a infantes, pues los procedimientos de aprendizaje varia.

¿Cómo se hace una prueba de color?

prueba colores impresora

Es un problema muy común para los diseñadores gráficos, arquitectos y creativos que las impresiones de sus trabajos no se vean idénticas a lo que visualizan en el monitor, es decir, esperan que el producto de una impresión en plotter o de una impresora inkjet contenga los mismos colores, y la misma intensidad, que el diseño que tienen en la computadora.

Al ver que no obtuvieron los resultados esperados, surgen frustraciones y malentendido entre clientes e impresores; por esta razón, es muy importante realizar una prueba colores impresora.

Pero si nunca has escuchado hablar de esto, empecemos por el principio. Los monitores e impresoras cuentan con una gama de color, la cual puede definirse como la proporción del espacio de color que se puede representar con esos dispositivos electrónicos, ya que existen limitaciones físicas que hacen imposible que cualquiera de ellos reproduzca toda la información de color visible por el ser humano.

Dicho en términos más sencillos, la gama de color de un monitor o impresora es la cantidad de colores que éstos pueden representar. En teoría, el espacio de color CIE Lab contiene todos los colores visibles para el ser humano promedio, sin embargo, la gama de color de las computadores e impresoras solo puede representar una parte de esos colores.

Ahora bien, una prueba de color es una simulación de los colores que se pueden obtener en un sistema de impresión para poder previsualizar el resultado final. Una correcta simulación del producto esperado en la impresión permitirá realizar cambios de diseño o de color en un archivo antes de proceder a la impresión final.

Una prueba de color debe simular los colores de las tintas CMYK utilizados en la impresión final, la ganancia de punto obtenida, la blancura del papel que se utilizará y otros parámetros que afectarán el resultado final que el cliente espera.

Si un monitor, plotter, impresión láser, y demás dispositivos no simulan estos parámetros, entonces no realizaron una verdadera prueba de color. Para poder llevar a cabo estas simulaciones de forma adecuada, es necesario recurrir a la Administración de Color.

Las pruebas de color son muy importantes, ya que le muestran a los clientes cómo se verá la imagen impresa con respecto a los diseños que crearon en una computadora. Si se realizan correcta y constantemente, habrá menos clientes insatisfechos o frustrados y, por ende, no generarán más problemas o reclamos con los impresores.